Cuatro equipos siguen adelante

El Olympique de Lyon, Steaua deBucarest, Fenerbahce y Basilea cumplieron con los pronósticos ycertificaron su clasificación para la última ronda previa de laLiga de Campeones, en la que no estará un clásico de lascompeticiones continentales como el Partizan de Belgrado, que cayóeliminado ante el Ludogorets búlgaro.

Una clasificación más sufrida de lo previsto en el caso delOlympique de Lyon, que tuvo que esperar hasta los ochenta y dosminutos para doblegar (0-1), con un gol del joven Clement Grenier, aun combativo Grasshoppers suizo, que ya cayó por idéntico resultadoen el partido de ida disputado la semana pasada en Francia.

Victoria que no necesitó el Steaua de Bucarest, que confiado enel 0-2 que logró en al ida, selló su pase a la siguiente ronda conun gris empate en la capital rumana ante un Dinamo de TiflisGeorgiano, al que de nada le sirvió el tanto del exjugador delAthletic de Bilbao Ustaritz.

Quien sí hizo valer su condición de local fue el Fenerbahce,semifinalista de la última edición de la Liga Europa, que derrotópor 3-1 a un Salzburgo austríaco, que soñó con la clasificacióngracias a un gol a los cuatro minutos del español Jonathan soriano.

Un sueño que apenas duró cuatro minutos al conjunto alpino, losque tardó el internacional portugués Fernando Meireles en igualar elgol de Soriano y abrir el camino de la victoria para los turcos, quedieron definitivamente la vuelta al marcador con los tantos de Sow(m.17) y del exosasunista Pierre Webó (m.34).

Exitosa visita
Tres goles anotó también el Basilea en su visita a Tel-Aviv,donde los helvéticos, que al igual que los otomanos alcanzaron elpasado curso las semifinales de la Liga Europa, parecían destinadosa lograr una cómoda goleada, tras el contundente 0-3 que lucía en elmarcador apenas superada la media hora de juego.

Sin embargo, el Maccabi, donde juegan los españoles Juan Pablo yCarlos García, logró igualar la contienda (3-3) condenando a lossuizos a una angustiosa media hora final, en la que el Basilea tiróde oficio e hizo valer el 1-0 de la ida para lograr el pase a lasiguiente ronda

Última fase preliminar de la Liga de Campeones en la que noestará el Partizan de Belgrado, que volvió a caer, tras el 2-1adverso de la ida, ante el Ludogorets búlgaro, que se impuso en lacapital serbia (0-1) con un gol de penal de Hristo Zlatinski a los88 minutos.

Por su parte, el Maribor logró la clasificación gracias al valordoble de los tantos en campo contrario -los eslovenos igualaron 1-1en la ida-, tras empatar 0-0 en casa ante el Apoel de Nicosiachipriota, mientras que el Shakhter Karagandy kazako hizo valer dela renta de tres goles (3-0) con la que llegó a Albani, tras perder3-2 ante el Skenderbeu.

Resurrecciones inesperadas

La jubilación, según se dice, es la “antesala de la muerte”. Todos los futbolistas temen ese momento y, cuando llega, no les resulta fácil imaginar pasar el resto de su vida dedicándose a algo distinto a lo que tanto les apasiona. Por eso, aunque ninguno haya descubierto aún el secreto de la inmortalidad, algunos han decidido empezar una segunda vida dentro de la cancha. Juan Sebastian Verón, que ha optado por dar marcha atrás en su retirada para ayudar al club de su vida, es el último ejemplo hasta la fecha. fifa aprovecha para fijarse en el regreso de quienes habían colgado las botas, aunque por suerte las dejaron al alcance de la mano…

Era algo ya seguro, definitivo: no íbamos a ver más a la Brujita en el fútbol profesional. Tras una trayectoria fantástica, iniciada y terminada en Estudiantes de La Plata, y después de desplegar su calidad en Argentina, Italia e Inglaterra, Juan Sebastián Verón anunció su retirada como profesional en junio de 2012, a los 38 años. Pero los hinchas pincharratas, inconsolables, recuperaron la sonrisa al ver a su ídolo, reconvertido en director deportivo del club, abandonar el traje y la corbata para enfundarse de nuevo, un año después, la camiseta a rayas rojas y blancas. “Me gusta jugar al fútbol y trato de buscar ciertos objetivos”, explicó el ex centrocampista ofensivo de la Albiceleste al comienzo del Torneo Inicial de 2013. “También viendo la situación del equipo, las dificultades del mercado… Todavía estoy a tiempo de dar una mano”. El ex del Inter de Milán hizo gala de su señorío al renunciar íntegramente a su salario, que se destinará a la cantera de Estudiantes. ¿Quizás para permitir al club formar a su sucesor?

El cariño por el club en el que dio sus primeros pasos fue lo que llevó también a Henrik Larsson a defender nuevamente los colores del Högaborg a los 41 años. El antiguo astro del Celtic de Glasgow no había podido cumplir antes su promesa de jugar en él al final de su carrera, pero lo hizo en junio de 2013, cuatro años después de su último partido oficial. Larsson, entonces segundo entrenador, volvió a los terrenos de juego para ayudar a su equipo, diezmado por las lesiones. Entre sus compañeros disponibles había un muchacho de 15 años, que estaba empezando y respondía al nombre de Jordan Larsson, ¡su hijo! Curiosamente, el ex internacional inglés Chris Sutton, compañero del sueco en el Celtic, también volvió en 2012, a los 39 años, tres temporadas después de su despedida, para vestir la elástica del Wroxham, en el que se estrenaba un guardameta de 16 años, Oliver Sutton. No hace falta decir de quién era hijo…

La fogosidad de los cuarenta
Otra historia de familia es la del brasileño Romário, que en 2009 abandonó, a los 43 años, su retirada deportiva para competir en el América de Río de Janeiro. “Es la manera que he encontrado de hacer realidad un viejo sueño de mi padre”, confesó entonces el campeón del mundo de 1994, en homenaje a Evedair Faria, fallecido el año anterior, y que había querido ver a su vástago con la camiseta de su equipo preferido. Robert Prosinecki, tercero de la Copa Mundial de la FIFA™ cuatro años después del título de Romário, lo emuló dos años más tarde. “He decidido ayudar al Savski Marof porque es un equipo al que quería mucho mi difunto padre”, justificó antes de fichar por el club de la cuarta división croata.

Alejarse de las raíces de uno es difícil, como puede confirmar el francés Jocelyn Angloma. Tras retirarse en 2002, con 37 años, el ex lateral del Valencia recibió la llamada del Étoile de Morne-à-l’Eau, el club aficionado de sus inicios en Guadalupe, para que participase en un partido de la Copa de Francia. Aceptó el reto, pero en lugar de disputar un solo encuentro prolongó la aventura, a la que se añadió la selección guadalupeña, con la que disputó la Copa del Caribe y se clasificó para la Copa Oro de la CONCACAF 2007. Y mejor aún, ayudó a los Gwada Boys a protagonizar una actuación histórica, con un puesto en semifinales del torneo caribeño, al anotar un gol en cuartos de final contra Honduras. Así, a los 41 años, colgó por segunda vez las botas con la sensación del deber cumplido, ya de manera definitiva. Aunque quién sabe…

Lo cierto es que, incluso después de esa edad, se pueden hacer milagros. El camerunés Roger Milla había cumplido uno más cuando se convirtió en el futbolista más veterano de la historia en marcar en la Copa Mundial de la FIFA, contra Rusia, en la edición de EEUU 1994. Antes de eso, había anunciado una merecida jubilación a los 37 , después de brillar durante tres temporadas en el Montpellier. Obtuvo una licencia de amateur por simple diversión en el JS Saint-Pierroise de la Reunión, y se las arregló para conducir a su equipo al doblete de liga y copa de la isla. El resto ya forma parte de la leyenda. Fue convocado de nuevo por los Leones Indomables para participar en Italia 1990, y guió al equipo a los cuartos de final. Siguió jugando y marcando durante seis largos años, para retirarse definitivamente en 1996, con 44.

Puede que la longevidad de Milla inspirase a otro mítico delantero, que decidió regresar después de unos años inactivo. En 2003, es posible que el nombre de “Jay Goppingen” no dijese gran cosa a sus adversarios al verlo escrito en la alineación, pero sin duda quedaron sorprendidos al encontrarse con él en carne y hueso. Tras ese seudónimo se ocultaba un atacante alemán de 39 años, que, tan solo cinco antes, había puesto fin a una carrera plena, en la que destacó un título de campeón del mundo en 1990: Juergen Klinsmann…

El antiguo ariete de Tottenham y Bayern de Múnich, instalado en California, ayudó así al modesto Orange County Blue Stars a clasificarse para las eliminatorias de la cuarta división estadounidense, inscribiendo cinco goles en ocho partidos. “Lo hago simplemente por divertirme, y me mantiene en forma”, explicó el punta, que unos años más tarde sería seleccionador de Estados Unidos, y quien eligió su seudónimo en honor a su localidad de nacimiento, Göppingen.

Fueron unas razones totalmente distintas las que llevaron a otra figura de la Mannschaft, Mario Basler, a pisar de nuevo las canchas. El ex centrocampista de Werder Bremen, Bayern y Kaiserslautern (con el que disputó su último partido en 2003), se había instalado tranquilamente en una carrera de entrenador hasta el día en que tuvo la mala idea de hacer una apuesta con su amigo y compañero de golf David Winterstein, presidente del BCA Oberhausen, y la perdió. ¿Qué había en juego? Volver con el equipo bávaro, entonces en la séptima división…

La amistad y el encanto del césped inglés
Una historia de amistad también llevó al brasileño Aldair, leyenda del AS Roma, a incorporarse al Murata en 2007, tres años después de haber cerrado el telón de su carrera. Massimo Agostini, su antiguo compañero giallorosso, había conducido al club a la conquista de la liga de San Marino, lo que le daba derecho a disputar la ronda previa de la Liga de Campeones de la UEFA. Mientras tanto, el zaguero de la Seleção había ocupado su tiempo libre practicando el fútbol playa, en el que también se adentró su compatriota Dida, ex portero del AC Milan, tras colgar los guantes en 2010. Pero dos años después, la llamada del césped y del fútbol once fue irresistible, y firmó con el Portuguesa, y posteriormente con el Grêmio. Ahora no quiere ni oír hablar de la retirada.

Es sin duda lo mismo que pensó el neerlandés Edgar Davids, ¡que ha renunciado dos veces a un bien merecido descanso! En la primera, el Pittbull dejó atrás dos años de inactividad, tras el final de su trayectoria en el Ajax de Amsterdam, para hacer una incursión en el Crystal Palace, de la segunda división inglesa. Y en la segunda, después de otro paréntesis de dos años sin jugar, regresó a los 39, en calidad de entrenador-jugador del Barnet, de la cuarta categoría.

A todas luces, es difícil resistirse a la llamada de los céspedes ingleses, ya que el mítico mediocentro brasileño Sócrates aceptó desempeñar la misma función en el Garforth Town en 2004, con 50 años, ¡más de una década después de su último partido oficial! En cuanto al Wembley FC, en junio de 2012 logró la proeza de hacer que diesen marcha atrás simultáneamente en su retirada los internacionales ingleses Ray Parlour, Martin Keown, Graeme Le Saux y Ugo Ehiogu, así como el argentino Claudio Caniggia y el estadounidense Brian McBride, para participar en la campaña del club en la FA Cup. ¡Y con el ex seleccionador inglés Terry Venables en el cuerpo técnico y el ex arquero internacional David Seaman como entrenador de porteros!

El sentimiento de estos jugadores, y probablemente también de todos los que ven acercarse el momento de su jubilación, queda perfectamente resumido por el marfileño Bonaventure Kalou, quien, tras una trayectoria repleta de goles y títulos con los Elefantes, el Feyenoord o el París Saint-Germain, puso fin a su carrera en 2010, para retomarla un año más tarde en el Combs-la-Ville, de la… 11ª división francesa: “He echado mucho de menos el fútbol estos últimos meses. Me alegro de encontrar de nuevo un vestuario, de reunirme con compañeros. El nivel no importa, el fútbol es mi vida”.

¡Que se oiga tu voz!
¿Conoces otros ejemplos de futbolistas que decidieron desempolvar las botas y retornar al club de sus amores? Haz clic en ‘Añade tu comentario’ y comparte tu historia con nosotros.

Expulsiones, debuts y regresos

Esta semana, el resumen estadístico de fifa viaja por cuatro continentes, con tarjetas rojas en Austria, el regreso de un club emblemático en Estados Unidos, un debut en Argentina, un gol in extremis del Paris Saint-Germain que vale un título y una derrota de récord para uno de los equipos más laureados de África.

95

son los minutos de juego que marcaba el reloj del estadio de Angondjé de Libreville cuando Alex, del Paris Saint-Germain, anotó de cabeza el tanto de la victoria ante el Girondins de Burdeos en la final de la Supercopa de Francia, disputada el viernes. El vigente campeón galo abordó el choque con un balance de tan sólo dos triunfos en sus diez encuentros previos contra la formación bordelesa. Los parisinos parecían abocados a un nuevo revés cuando, a nueve minutos del final, Hervin Ongenda igualó la contienda. La prórroga y la tanda penal se antojaban ya inevitables, otro motivo de preocupación para el conjunto capitalino, que ya había perdido sus tres últimas finales del Trophee des Champions en la lotería de los penales. Sin embargo, todo cambió con la diana en el último suspiro de Alex, que otorgó a los suyos la tercera Supercopa de su historia. De este modo, el PSG se coloca segundo en el palmarés de vencedores por detrás del Lyon, que se ha coronado en siete ocasiones.

46

son los segundos que pasó sobre el césped Maximilian Hofmann en su debut con el Rapid de Viena. Al joven, de 19 años de edad, su ímpetu le jugó una mala pasada, dado que recibió una tarjeta roja directa al impedir una ocasión clara de Rober Beric, del Sturm de Graz. Así, Hofmann añade su nombre a la larga lista de futbolistas que han emprendido su carrera con el pie izquierdo. Por lo menos, al central le queda el consuelo de saber que, pese a su expulsión, y a que el Graz transformó el consiguiente penal, sus compañeros remontaron y terminaron ganando por 4-2. Otro conjunto de la Bundesliga austriaca pagó caro el error. El Admira Wacker llevaba una ventaja de 1-0 contra el WV Grodig, pero acabó perdiendo por 1-7 después de recibir tres tarjetas rojas y otros tantos goles en contra desde los once metros de camino a su abultada derrota. El club de Moedling es el tercero en lo que llevamos de siglo que ha visto a tres de sus hombres expulsados en un encuentro de la máxima categoría del campeonato austriaco. Los otros dos son el Salzburg (2000) y el Sturm de Graz (2005).

29

años después de su último partido de competición, el Cosmos de Nueva York volvió a la palestra el sábado con una victoria por 2-1 frente al Strikers de Fort Lauderdale en la división de plata de la liga estadounidense. Se colocó el cartel de no hay billetes, y entre los 11.929 espectadores que abarrotaron las gradas se encontraban algunas leyendas del Cosmos, como Pelé, Teófilo Cubillas y Carlos Alberto, así como los familiares de su máximo artillero, Giorgio Chinaglia, fallecido en 2012. No obstante, el regreso de la emblemática entidad no ha sido el único que ha vivido el fútbol estadounidense en la última semana. Clint Dempsey, el segundo jugador más prolífico de las Barras y Estrellas, con 35 tantos, volvió a su país, procedente del Tottenham Hotspur, para incorporarse a las filas del Sounders de Seattle. Su fichaje, que asciende a nueve millones de dólares, ha sido el más elevado de la historia de la Major League Soccer. La noticia supone un nuevo espaldarazo para el Sounders, que ya es oficialmente el club más popular de la liga estadounidense con una asistencia media en su última campaña de 40.520 personas.

26

años después de que su padre debutara contra Gimnasia y Esgrima La Plata, Giovanni Simeone recibió su bautismo profesional ante el mismo equipo. Lamentablemente para el hijo de Diego Simeone, atacante de 18 años de edad, las coincidencias no terminaron ahí. Del mismo modo que el primer partido del padre con el Vélez Sarsfield terminó en derrota por 2-1, el Lobo también superó al River de Giovanni por la mínima merced al solitario gol de Lucas Licht. Con todo, el acierto del lateral izquierdo del Gimnasia, que luce el dorsal número 25, resultó poco menos que una excepción en la pasada jornada del campeonato argentino. Y es que, 12 de las 22 dianas anotadas durante el fin de semana fueron obra de jugadores con el dorsal número nueve a la espalda. Destacaron especialmente Mauro Óbolo (Godoy Cruz), Lucas Pratto (Vélez), Martín Cauteruccio (San Lorenzo de Almagro), Carlos Luna (Rosario Central) y Santiago Silva (Lanús) con dos por cabeza.

11

años y 23 encuentros llevaba el Al Ahly sin perder en casa en la fase de grupos de la Liga de Campeones de la CAF. La brillante racha llegó a su fin el domingo, y la sorpresa fue mayúscula, dado que el coloso de El Cairo no solo cayó a manos del Orlando Pirates sudafricano, sino que lo hizo estrepitosamente (0-3). De hecho, fue la derrota más abultada que ha registrado el Al Ahly como local en el marco de la Liga de Campeones. Aunque la afición del Al Ahly echará la culpa al hecho de que el duelo se celebró fuera de la capital egipcia, en el enclave turístico de El Gouna, a orillas del mar Rojo, este tropiezo ha dejado al equipo en una situación nada envidiable. Con dos partidos disputados, cierra el Grupo A igualado a un punto con su eterno rival, el Zamalek, a tres de distancia del dúo de cabeza formado por el Pirates y el AC Leopards.

Lyon y Mónaco, por otra victoria

Tras su goleada (4-0) contra el Niza, que lo ha puesto líder de la liga francesa en la primera jornada, el Lyon intentará confirmar sus buenas maneras el viernes contra Sochaux en la segunda fecha del campeonato, cuatro días antes del partido de ida de la previa de la Liga de Campeones contra la Real Sociedad.

El técnico del Lyon, Rémi Garde, espera poder contar con Yoann Gourcuff, quien hizo un buen partido contra el Niza pero estuvo apartado al comienzo de la semana por dolores entre la tibia y la rodilla derecha. “El jugador fue sometido a una radiografía el martes, y se ha recuperado muy bien. Va por buen camino”, comentó el entrenador.

El defensa Bakary Koné y el centrocampista Maxime Gonalons estarán operativos tras haber purgado un partido de suspensión, al contrario que el defensa Samuel Umtiti, que sigue sancionado.

El encuentro fue adelantado al viernes, ya que el Lyon tendrá una importante cita el martes, cuando recibirá a la Real Sociedad en la ida de la previa de la Liga de Campeones.

El sábado, el Marsella intentará en su campo sumar una segunda victoria contra el Evian/Thonon, después de la lograda en Guingamp (3-1) en la fecha inaugural del torneo francés.

El domingo, el Mónaco de Radamel Falcao recibirá al Montpellier con el objetivo de otra victoria. Su gran rival, el París Saint-Germain, vigente campeón de la liga, buscará su primera victoria de la temporada contra el Ajaccio en el Parque de los Príncipes.

 

Razones para plantar cara a los grandes

“Para ser campeón, hay que creer en uno mismo cuando nadie más lo hace”. La filosofía del boxeador estadounidense Sugar Ray Robinson bien podría convertirse esta temporada en la divisa de 18 clubes de la liga francesa: aunque haya sido a menudo una de las competiciones más abiertas de Europa, la Ligue 1 adquiere ahora una configuración semejante a la liga española, regularmente dominada por los dos grandes, el Real Madrid y el FC Barcelona.

En Francia, los pesos pesados se llaman París Saint-Germain y AS Mónaco, y tal es la superioridad de sus presupuestos, planteles y posibilidades de fichajes respecto a los demás equipos que el título parece estar reservado para ellos. Por eso, a pocas horas del saque inicial de la campaña 2013/14, algunos grandes históricos se han convertido, en el mejor de los casos, en posibles tapados. Sin embargo, tampoco se dan por vencidos de antemano.

Los aspirantes
“El PSG y el Mónaco son palabras mayores”, admite Elie Baup, entrenador del Olympique de Marsella, sorprendente subcampeón en 2012/13. “Disponen de jugadores de gran talento, pero a su lado el Marsella tampoco será manco. Tenemos bazas, que pasan por el colectivo. Estamos obligados a luchar por subir al podio”. Entre esas bazas figuran valores seguros como Mathieu Valbuena, André Ayew, Steve Mandanda o Nicolas Nkoulou, reforzados a través de una cuidadosa política de fichajes, centrada en jóvenes de la liga francesa, como el centrocampista ofensivo internacional Dimitri Payet, el volante de contención Giannelli Imbula, mejor jugador de la Ligue 2 la pasada temporada, y el prometedor lateral izquierdo Benjamin Mendy, internacional sub-19.

El Olympique de Lyon, acostumbrado durante mucho tiempo a la condición de favorito indiscutible, debe contentarse ahora con ser un aspirante. Los Gones, vencedores de siete ligas consecutivas entre 2002 y 2008, esperan desbaratar los pronósticos con las mismas armas que el Marsella. “Nos hubiera gustado tener los mismos medios que estos rivales”, asegura Rémi Garde, quien afronta su tercera campaña en el banquillo. “Pero intentaremos cuestionar deportivamente esta jerarquía preestablecida según los presupuestos con otros recursos, que de momento son los de una política deportiva basada en la cantera, un plantel de calidad con jóvenes ambiciosos”. Tan solo hay que fijarse en la columna vertebral del equipo, formada por el guardameta Anthony Lopes, el defensa Samuel Umtiti, el centrocampista defensivo Maxime Gonalons, el organizador Clément Grenier y el delantero Alexandre Lacazette, todos ellos canteranos.

Su vecino y rival, el Saint-Étienne, también quiere tener algo que decir, después de una buena temporada en el campeonato, que tuvo como guinda la conquista de la Copa de la Liga, su primer trofeo en 32 años. Otros potenciales tapados son el OGC Niza, que logró una brillante cuarta posición en 2012/13, entre otras cosas gracias a la experiencia del técnico Claude Puel y la eficacia de Darío Cvitanich en ataque, y el Lille, que, privado de competiciones europeas esta temporada, puede concentrarse en sus compromisos nacionales. Por último, el Rennes, que terminó en un decepcionante puesto 13º el pasado ejercicio, podría poner en apuros a los grandes con la llegada del entrenador Philippe Montanier, que acaba de obrar el milagro de clasificar a la modesta Real Sociedad para la Liga de Campeones de la UEFA.

Jugadores a seguir
El uruguayo Edinson Cavani y el colombiano Radamel Falcao, que se han incorporado a París Saint-Germain y AS Mónaco respectivamente, ya no necesitan presentación. Por lo tanto, fifa se centra en los futbolistas que podrían acabar brillando a la altura de estos astros y ayudar así a sus equipos a trastocar los planes de los favoritos.

En Marsella se espera mucho de la asociación de los dos mejores asistentes de la última temporada: Dimitri Payet, segundo de ese apartado, llega procedente del Lille para respaldar al número uno del juego entre líneas, Valbuena. El futbolista oriundo de la Reunión, que también ha militado en el Nantes y el Saint-Étienne, se encuentra tan cómodo dando pases milimétricos como finalizando las acciones, lo que le ha valido ser un habitual de las convocatorias de la selección francesa. El centrocampista lionés Clément Grenier, por su parte, no se estrenó con el combinado nacional hasta el pasado mes de junio, pero parece ir camino de consolidarse en él. Ofreció un rendimiento magnífico en el tramo final de la última campaña, y ha comenzado este año con la misma fuerza, al conseguir un excepcional tanto de volea en un amistoso contra el Real Madrid y firmar el gol de la victoria en el encuentro de la ronda previa de la Liga de Campeones de la UEFA disputado en Zúrich ante el Grasshopper.

El Saint-Étienne ha perdido a su máximo goleador, Pierre-Emerick Aubameyang, traspasado al Borussia Dortmund, pero se ha hecho con los servicios de dos revelaciones de la última liga, el centrocampista zurdo Franck Tabanou, del Toulouse, y el cerebro del Lorient Benjamin Corgnet, cuyos nombres suenan como nuevos internacionales franceses. En el Niza, ha llegado la hora de la confirmación del argentino Darío Cvitanich, autor de 19 tantos el año pasado. En cuanto a Salomon Kalou, del Lille, quiere reivindicarse tras la gris temporada realizada después de ganar la Liga de Campeones con el Chelsea.

El marfileño podría beneficiarse de la llegada de Florian Thauvin, uno de los artífices de la victoria francesa en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013, y cuyo talento, velocidad y técnica recuerdan nada menos que a Eden Hazard. Otra promesa que se sometió al examen de la cita mundialista sub-20 (aunque en 2011), el portugués Nélson Oliveira, Balón de Plata adidas en Colombia, reforzará el ataque del Rennes avalado por la experiencia de su debut como profesional en el Benfica, una temporada en la liga española con el Deportivo de La Coruña y la participación en la Eurocopa de la Uefa 2012.

Además de Thauvin, también han despertado muchas expectativas los otros campeones del mundo sub-20 que juegan en Francia, como el lateral derecho Lucas Digne, ahora en el PSG, el carrilero derecho Dimitri Foulquier, del Rennes, el central del Lyon Samuel Umtiti, Kurt Zouma en el eje de la defensa del Saint-Étienne o Jean Christophe Bahebeck, cedido por el PSG al Valenciennes.

Todos estos diamantes en bruto sueñan con confirmar que se aprende mucho en contacto con grandes futbolistas. Y no les faltará su compañía en una liga ahora repleta de estrellas. PSG y Mónaco parten como favoritos, pero serán también, sobre todo, los equipos a batir.

Lyon se mantiene firme

El Olympique de Lyon venció al Sochaux (3-1) en el partido inaugural de la segunda jornada del campeonato francés, por lo que se mantiene al frente de la clasificación con dos victorias en dos partidos y siete tantos a favor.

Se adelantó el Sochaux con un tanto de penal de Ryad Boudebouz (minuto 4), pero el Lyon remontó con goles de Yassine Benzia (35), Alexandre Lacazette (43) y Yoann Gourcuff (48).

Con esta victoria el Lyon, que se juega el pase a la Liga de Campeones en una eliminatoria con la Real Sociedad que comienza la próxima semana, consolida su buen arranque con dos victorias en dos jornadas y siete goles a favor.

En el Stade Bonal el Lyon se supo reponer al susto inicial que supuso el penal cometido por el serbio Milan Bisevac sobre Cedric Bakambu. Boudebouz no falló desde el punto fatídico.

Pero el Lyon, dirigido por un inspirado Clement Grenier, supo apretar en el centro del campo para recuperar el balón y generar ocasiones claras.

Así llegó el empate, con un robo de Steed Malbranque, que conectó con Grenier y este a su vez con Benzia. El delantero de 18 años controló y soltó un duro disparo con la zurda.

Lacazette, autor de un doblete la semana pasada contra el Niza (4-0), demostró su eficacia e hizo el segundo tras un pase de Benzia en una jugada que inició, una vez más, Grenier.

Jóvenes de la cantera
Con el argentino Lisandro fuera del equipo y el internacional francés Bafetimbi Gomis con un futuro incierto, dupla atacante habitual en los últimos años, el relevo lo ha tomado este trío de jóvenes de la cantera.

Debido a la comprometida situación económica del club; Lacazette (22 años), Grenier (22) y Benzia, sólo 18, se han convertido en los líderes y en la esperanza de la entidad de poder luchar contra los todopoderosos París Saint-Germain y Mónaco.

Junto a ellos, un veterano que ha comenzado la temporada recuperando protagonismo. Gourcuff, el cuarto hombre del ataque, marcó su segundo gol en dos jornadas nada más comenzar el segundo tiempo tras otro pase del sorprendente Benzia.

Con dos tantos de ventaja (3-1), el Lyon se limitó a controlar la situación y a reservar fuerzas para el fundamental envite contra la Real Sociedad; un duelo clave en lo deportivo y en lo económico (por la cantidad que perciben los clubes por participar en la fase de grupos de la Liga de Campeones).

La segunda jornada de la liga francesa continúa el sábado y el domingo, día en el que el París Saint-Germain recibe al Ajaccio y el Mónaco al Montpellier.

Abidal regresa con los Bleus

El defensa Eric Abidal, nuevo jugador del Mónaco y ex del Barcelona, regresó a una convocatoria con la selección nacional francesa para medirse en un amistoso contra Bélgica el próximo 14 de agosto, tras un año y medio de ausencia y una exitosa batalla contra un cáncer de hígado.

El seleccionador, Didier Deschamps, volvió a contar con el lateral izquierdo para la zaga de los bleus, con los que suma 65 partidos como internacional, tras “hablar mucho con él sobre su estado de ánimo” y por activos como su experiencia en el combinado nacional y o su buena pretemporada.

Abidal, de 33 años, disputó su último partido con su selección el 29 de febrero de 2012, en un encuentro amistoso contra Alemania.

La otra gran novedad de la lista de 23 jugadores desvelada por Deschamps es la primera convocatoria con la selección nacional del centrocampista del Sevilla Geoffrey Kondogbia, una de las piezas clave del equipo que recientemente ganó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA celebrada en Turquía.

Regresa Nasri
Destaca también el regreso a la selección francesa de Samir Nasri, apartado después de que el centrocampista del Manchester City insultara a la prensa durante la Eurocopa celebrada EN 2012 en Polonia y Ucrania, que regresa a un equipo con nombres habituales como el del delantero del Real Madrid Karim Benzema, el defensa del Manchester United Patrice Evra o el zaguero del Valencia Adil Rami.

También estará en la lista Frank Ribéry, ausente en la minigira latinoamericana de amistosos contra Uruguay y Brasil tras una larga temporada en el Bayern de Múnich.

El bloque de 23 jugadores que se medirá como visitante en un amistoso contra Bélgica el próximo 14 de agosto es:

Porteros:
Mickaël Landreau (Bastia), Hugo Lloris (Tottenham), Steve Mandanda (Olympique de Marsella).

Defensas:
Eric Abidal (Mónaco), Gaël Clichy (Manchester City), Mathieu Debuchy (Newcastle), Patrice Evra (Manchester United), Laurent Koscielny (Arsenal), Eliaquim Mangala (Oporto), Adil Rami (Valencia), Bacary Sagna (Arsenal).

Centrocampistas:
Etienne Capoue (Toulouse), Clément Grenier (Olympique de Lyon), Josuha Guilavogui (Saint-Etienne), Geoffrey Kondogbia (Sevilla), Rio Mavuba (Lille), Samir Nasri (Manchester City), Moussa Sissoko (Newcastle), Mathieu Valbuena (Olympique de Marsella).

Delanteros:
Karim Benzema (Real Madrid), Olivier Giroud (Arsenal), Dimitri Payet (Olympique de Marsella), Franck Ribéry (Bayern de Múnich).

El Marsella, tras los pasos del Lyon

El Olympique de Marsella derrotó por 2-0 al Evian, en la segunda fecha de la Liga 1 de Francia de fútbol, y tiene 6 puntos en su haber al igual que el líder Lyon, que el viernes ganó 3-1 en Sochaux.

Para el anfitrión, en su estadio del Vélodrome, anotaron, un gol en cada tiempo, André-Pierre Gignac (16) y Dimitri Payet (67).

Elie Baup, el entrenador marsellés, señaló, satisfecho, tras el encuentro: “Las cifras hablan por sí solas, tenemos seis puntos, anotamos cinco goles y encajamos sólo uno. Sentamos las bases para encarar una buena temporada…”.

Añadiendo, “fue un partido difícil, sufrimos a causa de los espacios que dejamos entre defensa y ataque. Pero, logramos nuestro objetivo. Psicológicamente nos tiene que ayudar a trabajar mejor. Los goles, con hermosos disparos, recompensaron a los delanteros. Contamos con un potencial ofensivo interesante, por lo que debemos continuar. Ésta fue una semana complicada, con muchos jugadores que se fueron a la selección y con un partido a un horario complicado en medio de mucho calor”.

Otros resultados
Más tarde, el Niza, de gran desempeño en la temporada anterior, venció por 2-1 al Rennes, mientras que Toulouse y Burdeos empataron 1-1.

Además, el Reims derrotó también por 2-1 al Lille, el Bastia por 2-0 al Valenciennes, y el Saint Etienne 1-0 al Guingamp.

En el partido que inició la fecha, se adelantó el Sochaux con un tanto de penal de Ryad Boudebouz (minuto 4), pero el Lyon lo superó y remontó con goles de Yassine Benzia (35), Alexandre Lacazette (43) y Yoann Gourcuff (48).

Con esta victoria el Olympique Lionés, que se juega el pase a la fase de grupos de la Liga de Campeones en una eliminatoria con la Real Sociedad de San Sebastián, que comienza la próxima semana, consolida su buen arranque con dos victorias en dos jornadas, siete goles a favor, uno en contra, y muy buenas sensaciones, entre otras la de liderar la tabla de clasificación del campeonato.

Sevilla clasifica con goleada

El Sevilla certificó su pase deronda con una exhibición en su visita al Mladost Pogdoricamontenegrino (1-6), en una jornada en la que se disputaron lospartidos de vuelta de la tercera fase de clasificación de la LigaEuropa 2013-2014, con la eliminación de Vittese y Brujas.

La goleada de la jornada la dejó el representante español en laeliminatoria veraniega previa de la Liga Europa. Pese a la cómodaventaja de tres goles con la que viajaba el equipo de Unai Emery,marcó hasta seis tantos con dobletes del defensa Coke y el rumanoRaul Rusescu. Completaron la goleada Jairo y el chileno BryanRabello.

De los equipos con más historia en competiciones europeas, fueroneliminados el Vitesse holandés y el Brujas belga. Otros como elUdinese italiano, el Rubin Kazan ruso, el Saint-Étienne francés o elStuttgart alemán, superaron sin problemas sus eliminatorias.

El equipo rumano del Petrolul Ploiesti fue el verdugo del Vitessecon una proeza. Tras el empate de la ida, consiguió el pase enterreno holandés y en inferioridad numérica tras la expulsión deJean Alcenat Sony a diez minutos del final. Un tanto en el últimominuto de Gheorghe Grozav le dio el triunfo (1-2).

Eliminación sorpresiva
El Brujas fue sorprendido por el Slask polaco, que ya le derrotóen la ida (1-0) y consiguió un empate a tres tantos a domicilio quele da el pase.

Un partido se decidió en la tanda de penaltis, el que enfrentó alDifferdange 03 luxemburgués y el Tromsoe noruego, que tuvo másacierto en la suerte máxima y, tras perder 1-0, se impuso en latanda de lanzamientos desde los once metros (4-3).

Este viernes, se realizará en Nyon el sorteo para la siguienteronda de la Liga Europa con 62 equipos en los bombos, que serándivididos en cinco grupos de diez equipos y en un grupo de doceequipos, con un mismo número de cabezas de serie y de no cabezas deserie dentro de cada grupo. No pueden enfrentarse entre sí equiposdel mismo país.

El PSG divide honores

Con un excelente gol del ‘Matador’ Edinson Cavani, el campeón PSG empató 1-1 en el Parque de los Príncipes ante el Ajaccio (14º), cerrando la segunda jornada de la Liga 1 de fútbol francesa, que lidera el Lyon.

Los visitantes lograron ponerse adelante en el marcador con un muy buen gol de Benoît Pedretti en la única jugada de ataque, tempranera, de su equipo en la primera parte (9), que significó un balde agua helada para los anfitriones.

El PSG controló el juego durante todo el encuentro, pero sus delanteros no estuvieron acertados, y el uruguayo, muy poco apoyado por sus compañeros, controló un balón al borde del área, y tras hacer un amague a su cancerbero, mandó un hermoso zurdazo a las redes del equipo visitante (86), que se había defendido con ‘dientes y uñas’.

Cavani buscó sin pausa el gol durante todo el partido, y conectó al menos tres cabezazos al arco defendido de manera brillante por el mexicano Guillermo Ochoa.

La esperada asociación del ‘charrúa’ con el sueco Zlatan Ibrahimovic no se vio, aunque el primero buscó jugar con todos sus compañeros.

El catarí Nasser Al Jelaifi, presidente del PSG, dijo a la televisión: “todo el mundo lo conoce. Hoy anotó el gol, aunque no está aún al 100% de su forma, pero espero que a partir de la semana próxima veamos al verdadero Cavani”.

Otros resultados
Más temprano, el Mónaco goleó por 4-1 al Montpellier, por lo que tiene 6 unidades, puntaje perfecto, al igual que Lyon (1º), Marsella (3º) y Saint-Etienne (4º).

En el estadio Louis II del Principado, el artillero colombiano Radamel Falcao anotó su segundo gol en el campeonato, en este caso de penal. Mientras tanto, Emmanuel Rivière logró un ‘triplete’ en este encuentro.

Para Montpellier había logrado en la primera parte el empate provisional otro delantero colombiano, Víctor Hugo Montaño.

En otro de los duelos dominicales, el Lorient derrotó 2-1 al Nantes.